COFFE DESK (1) (1)

18 maneras en que COVID-19 cambiará los negocios y el lugar de trabajo

En solo unos pocos meses, la pandemia de coronavirus ha alterado significativamente nuestra vida cotidiana de personas en todo el mundo. Incluso cuando los bloqueos empiecen a relajarse, los lugares de trabajo y la vida laboral no serán los mismos. Uno de los próximos desafíos será adaptar los espacios de oficina abiertos a la nueva normalidad que incluirá una estricta higiene personal y distanciamiento físico. Además de eso, veremos cambios profundos en diferentes aspectos de los negocios.

El coronavirus cambiará la forma en que hacemos negocios

Aquí hemos enumerado algunas modificaciones que veremos en nuestras oficinas y nuestros lugares de trabajo.

Lugares de trabajo más grandes

La vida de oficina y los espacios de trabajo cambiarán radicalmente. Las empresas inmobiliarias mundiales han creado nuevos diseños para adaptar los espacios a las nuevas solicitudes y normas. Los escritorios de oficina se han reducido con los años, y probablemente veremos un cambio radical en este aspecto, ya que lo trabajadores no desearán estar demasiado cercas unos de otros.

Trabajo desde casa

El trabajo desde casa continuará hasta cierto punto. A nivel mundial, habrá menos personas en la oficina, por lo tanto, muchas compañías deberían estar preparadas para una futura fuerza de trabajo remota. Muchos trabajadores han intentado trabajar desde casa y a algunos les gusta. Por lo tanto, algunas organizaciones no tendrán más opciones que limitar el número de trabajadores en la fábrica u oficina. Los turnos escalonados, las operaciones flexibles y las operaciones 24/7 pueden convertirse en la norma, junto con el trabajo remoto.

Automatización

Debido a las medidas de distanciamiento social, muchas organizaciones se han visto obligadas a buscar formas de operar con pocos empleados físicamente presentes. El coronavirus ha provocado una aceleración de algunas tendencias laborales como la automatización. Durante años, las empresas han estado trabajando para automatizar trabajos repetitivos a través de algoritmos, robots y drones, y los investigadores han descubierto que este tipo de automatización es más fácil de implementar durante las recesiones económicas. Como consecuencia de las circunstancias actuales, las compañías podrían necesitar digitalizarse mucho más rápidamente para ponerse al día con los últimos requisitos.

La automatización ya estaba ganando terreno mucho antes de la llegada del COVID-19. A fines de 2017, el Instituto Global McKinsey estimó que podría afectar de 400 millones a 800 millones de empleos en el 2030. La pandemia probablemente acelerará esta tendencia.

Las reuniones virtuales reemplazarán las reuniones personales

En la actualidad, tenemos una variedad de aplicaciones para videoconferencias disponibles de forma gratuita en todos los dispositivos. La pandemia ha sido una especie de ecualizador tecnológico en el que las personas que antes no estaban acostumbradas a usar herramientas tecnológicas en el lugar de trabajo no tuvieron más remedio que adaptarse a las nuevas circunstancias. Las personas se han esforzado más por aprender nuevas tecnologías y comprometerse con ellas, simplemente porque tenían que hacerlo. Y las conferencias virtuales llegaron aquí para quedarse. Para los miembros del equipo que ya no trabajan juntos en la oficina, las llamadas telefónicas y las reuniones pasarán al video. La videoconferencia mejora las comunicaciones, permite a los participantes tomar mejores decisiones de una manera más rápida que la comunicación a través de chats y correos electrónicos y aumenta la productividad

Olvídate del horario de oficina de 9 a 5

Muchos empleadores han relajado las reglas sobre los trabajadores que comienzan y terminan sus jornadas laborales a una hora determinada. Con tantos empleados trabajando desde casa ahora, será más difícil para los empleadores negar la flexibilidad en cuanto a las horas de trabajo y a los entornos laborales. Gracias a la tecnología, muchos trabajadores podrán hacer su trabajo de forma remota y construir su horario según les convenga.

Para crear un equilibrio entre el tiempo de trabajo y el tiempo personal, los empleados y los gerentes deberán trabajar en estrecha colaboración para garantizar que nadie se sienta presionado para responder a correos electrónicos y mensajes en cualquier momento del día.

Más tecnología a todo nivel

Las empresas invertirán más recursos en nuevas tecnologías para reducir el contacto y la transmisión de enfermedades. Estos también incluirán una infraestructura que permita un menor contacto físico, puertas que se abren y cierran automáticamente, reconocimiento facial y ascensores que se pueden solicitar desde un teléfono inteligente.

La tecnología además se utilizará para recordar a los empleados sobre el distanciamiento social. Por ejemplo, algunas herramientas podrían usarse para rastrear los movimientos de los empleados a través de sus teléfonos móviles, enviando alertas cuando se violan las reglas de seis pies. Al invertir en tecnología, las empresas mostrarán a sus empleados que su organización está comprometida a hacer que su estilo de vida laboral sea seguro, efectivo y cómodo.

Transparencia organizacional

Para que los empleados se sientan conectados con el liderazgo superior, incluso cuando trabajan de forma remota, la transparencia organizacional debe ser una parte esencial de la cultura de su empresa. Cuando el liderazgo de una empresa es transparente, crea un ambiente de confianza dentro del equipo. Con los desafíos de salud actuales y las muchas incógnitas que rodean la pandemia, los empleados deben saber que pueden plantear cualquier problema potencial al liderazgo antes de que sean irreparables.

Nuevos modelos de negocio

Es posible que muchas compañías tengan que repensar sus modelos de negocios y centrarse en construir o fortalecer planes de seguridad y planear estrategias futuras de una manera que les permita ampliar las capacidades de trabajo en el hogar para más empleados. Las empresas deberán reequilibrar sus prioridades, haciendo que las medidas de resiliencia adicionales sean tan importantes para su pensamiento estratégico como el costo y la eficiencia.

Liderazgo efectivo e inspirador

Los líderes deben poder involucrar a las personas para que trabajen duro y encuentren soluciones creativas juntas. Dominar el diseño y la gestión de los equipos será aún más crítico porque los miembros del equipo trabajarán en grupos flexibles desde diferentes lugares, para abordar una variedad de desafíos. Dependiendo de cuánto dura el estado actual, podemos ver un cambio de las estructuras organizativas estáticas hacia formas de equipo dinámicas. Esto solo funcionará bien si los líderes son muy claros acerca de la situación y si todos los miembros del equipo se sienten bienvenidos para expresar ideas, preocupaciones y soluciones.

Flexibilidad

La crisis de COVID-19 ha cambiado muchas cosas, incluido el comportamiento del consumidor y las cadenas de suministro. Para responder a la pandemia, las empresas deben adaptarse a las nuevas circunstancias y encontrar formas ágiles de superar la incertidumbre. Los datos y la tecnología serán herramientas esenciales para acelerar este proceso. El negocio del futuro debe ser capaz de autogestión dinámica y de adaptación continua. Tiene que ser construido para evolucionar positivamente a los cambios.

Cultura laboral optimizada

Las empresas con una organización sólida y a la vez flexible estarán mejor preparadas para sobrevivir y superar los problemas, ya que podrán planificar en equipo, obtener conocimiento de todos los miembros y comenzar a trabajar juntos para poner en marcha nuevos planes cuando surjan crisis. El compromiso cívico y la responsabilidad social también serán elementos esenciales. Pensar fuera de las estructuras tradicionales es recomendable y necesario.

Las crisis traen cambios profundos en todos los niveles: sorpresas, incertidumbre, distanciamiento de las rutinas normales, preocupaciones sobre la compatibilidad con nuevas tecnologías y más. Una cultura positiva en el lugar de trabajo puede abordar todos estos problemas de manera más efectiva.

Acceso en línea a productos y servicios

El mundo verá el surgimiento de una economía sin contacto. En áreas como el comercio digital, la telemedicina y la automatización, la pandemia de Covid-19 demostró ser un punto de inflexión. En el comercio electrónico, la pandemia ha acelerado un cambio en los hábitos de compra, aumentando considerablemente las transacciones en línea. En Europa, el 13% de los consumidores dijeron que estaban considerando los minoristas en línea por primera vez en abril, y solo en Italia, las transacciones de comercio electrónico aumentaron un 81% en marzo.

Preferencia por el comercio local

Habrá un replanteamiento de qué productos son “estratégicos”, clave para la supervivencia de un país. Estos productos pueden ser producidos localmente o más cerca de casa. El comercio mundial podría disminuir en un tercio este año, pero probablemente se recuperará. La globalización continuará, pero en diferentes términos.

Fuerza laboral resiliente

El presente y el futuro necesita una fuerza laboral resiliente. Este cambio no es un proceso corto ni fácil; requiere del desarrollo de capacidades y relaciones persistentes entre los diferentes niveles y en todas las partes involucradas. No todas las empresas evolucionarán al mismo ritmo o seguirán el mismo camino. Cada organización estará en un nivel diferente de madurez, con el apoyo de diversas leyes y reglamentos de todo el mundo. Sin embargo, esto no puede ser realizado por organizaciones individuales. Las empresas, los gobiernos, los ciudadanos y las organizaciones sin fines de lucro desempeñarán roles esenciales.

Menos contacto humano

Muchas empresas, desde fábricas hasta tiendas, intentarán minimizar el contacto humano. Es posible que las empresas necesiten reasignar la inversión, por ejemplo, los restaurantes podrían centrarse en los deliveries y las clínicas podrían ofrecer telemedicina y visitas, y reconsiderar sus planes estratégicos para atraer clientes.

Experiencias de pago sin contacto

Evitar el contacto al comprar es mejor para la salud y la seguridad. Por lo tanto, las empresas deben proporcionar estas opciones para cumplir con los nuevos desafíos y requisitos.

Espacios con aire fresco

Dado que una buena ventilación es clave para evitar la propagación de COVID-19, una nueva gran tendencia podría ser simplemente abrir más ventana si es posible. El aire filtrado y los sistemas de control climático serían otras opciones.

Nueva etiqueta de negocios para saludos

Muchas organizaciones han cambiado la política de saludos. Los apretones de manos y los besos definitivamente están fuera, y es probable que esta nueva etiqueta para los saludos permanezca así por algún tiempo. Sin embargo, ya han surgido nuevos saludos. A principios de este año, avisos publicitarios en Pekín promovían juntar las manos de uno para saludar a otro. Probablemente aparecerán más saludos a distancia durante el año.

Las personas, las organizaciones y las comunidades necesitan nuevas respuestas a los nuevos requerimientos y las empresas deben ser capaces de evolucionar y adaptarse a los nuevos cambios económicos, sanitarios y culturales. Las empresas, los gobiernos, los ciudadanos y las organizaciones sin fines de lucro desempeñarán papeles críticos en el establecimiento de un enfoque centrado en el ser humano y orientado a los sistemas que promuevan la resiliencia y flexibilidad de la fuerza laboral. Este no es un proceso fácil ni corto y requerirá el desarrollo de capacidades y relaciones persistentes entre los diferentes grupos involucrados.

DataScope-LOGO-300x75

DataScope es una plataforma que permite a diversas industrias agilizar, ordenar y evaluar el trabajo en terreno, gracias a sus listas de control de inspección de limpieza y formularios en línea que proveen indicadores en tiempo real 100% adaptables a cualquier necesidad.

Learn how to stop using paper today!



Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hoy mismo puedes dejar de lado el papel!